Viaje a la historia

Más de 15.000 años siendo hogar y medio de vida del hombre. Su legado histórico unido al enclave natural, hacen del municipio de Santillana del Mar, uno de los más bellos y ricos culturalmente de Cantabria. #Viajesmonoparentales

Precios
Fin de semana 1Ad+1niño 1Ad+2niños
2 noches 139€ 169€

 

 

 

El precio incluye

Viaje a la prehistoria
2 noches de alojamiento
Hotel San marcos 4*
Desayuno incluido
1 Entrada al Museo de Altamira
Internet Wi-Fi
Parking gratuito

Programa

Los orígenes de la actual Santillana del Mar se remontan al S. VIII, época en la que un grupo de monjes que llevaban consigo las reliquias de una mártir llamada Juliana, se asentaron en una zona deshabitada cerca de la aldea de Planes, situada a los pies del monte Vispieres. Esos monjes construyeron una pequeña y sencilla ermita en la que expusieron las reliquias que habían transportado. En ese momento comienza un proceso de apropiación de tierras, donaciones de los fieles y privilegios concedidos por el reino asturleonés para el fomento de la repoblación de la zona. Todo esto contribuyó al establecimiento de un cenobio, regido por un abad y entorno al monasterio se fueron construyendo edificios que servían de cobijo para los agricultores, dando lugar a una villa que tomó el nombre del centro religioso: «Sancta Luliana«, la actual Santillana.

 

 

Perteneciendo al reino Asturleonés, va adquiriendo una progresiva importancia jurídica y administrativa, dando origen a que a partir del año 1.100 aparezca en los documentos de la época como “Concejo de Santillana de Camesa”, que sería el origen de las Asturias de Santillana. La abadía experimenta una importante expansión económica gracias a una serie de privilegios reales y a la abundancia de donaciones, que contribuye a la ampliación del dominio señorial. Por esta época ya es recogida Santillana como lugar de parada de los peregrinos que se dirigen a Santiago.

 

 

Este proceso de expansión económica y cultural, culmina en el año 1.209 cuando Alfonso VIII concede a Santillana el Fuero. A partir de este momento comienza un paulatino declive de la Abadía en detrimento del dominio señorial que culmina con la cesión de la villa al primer Marqués de Santillana y que dio origen al Pleito de los Nueve Valles, tras el cual Santillana pasará a pertenecer al Duque del Infantado de Potes, hasta la creación del ayuntamiento constitucional en 1.833. Hoy Santillana del Mar es un centro de referencia en el litoral cantábrico, por su importante actividad turística, que se asienta en su riqueza patrimonial y paisajística, y en la amplitud de sus manifestaciones culturales.

 

 

Museo de Altamira

La historia del museo tiene su origen en la creación de una Junta de Administración en 1924. Este fue el primer órgano colegiado de gestión. El primer edificio al servicio de la cueva de Altamira fue una casa montañesa construida para exponer y conservar los objetos hallados en las excavaciones y para servir de vivienda a su primer guarda. El creciente número de visitantes desde mediados del siglo XX hizo necesaria la construcción de una nueva sede y en los años setenta se construyeron tres pabellones para la recepción de visitantes y servicio como cafetería. Fue en 1979 cuando se creó el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira por parte del Ministerio de Cultura. El fin fue constituir un instrumento científico y administrativo para la mejor gestión y conservación de la cueva de Altamira. La sede actual del museo se inauguró en 2001, en un edificio proyectado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg. La protección de la cueva de Altamira fue el principal condicionante para su ubicación, concepción y construcción. El Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira es un museo de titularidad estatal, integrado en la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

 

 

La Cueva de Altamira

Bisontes, caballos, ciervos, manos y misteriosos signos fueron pintados o grabados durante los milenios en los que la cueva de Altamira estuvo habitada, de 35.000 a 13.000 años antes del presente. Estas representaciones se extienden por toda la cueva, a lo largo de más de 270 metros. A la cueva de Altamira le corresponde el privilegio de ser el primer lugar en el mundo en el que se identificó la existencia del Arte Rupestre del Paleolítico superior. Altamira fue también un descubrimiento singular por la calidad, la magnífica conservación y la frescura de sus pigmentos. Su reconocimiento se postergó un cuarto de siglo, en una época en la que resultaba de difícil comprensión para una sociedad, la del siglo XIX, inmersa en rígidos postulados científicos. La cavidad fue descubierta por un lugareño, Modesto Cubillas, hacia el año 1868. Acompañado por Cubillas, Marcelino Sanz de Sautuola visitó por primera vez la cueva en 1875 y reconoció algunas líneas que entonces no consideró obra humana. En la Exposición Universal de París conoció de primera mano algunos objetos prehistóricos encontrados en cuevas del sur de Francia. Sautuola, que ya tenía una amplia formación en Ciencias Naturales y en Historia, regresó a España con una perspectiva renovada y decidido a emprender sus propios trabajos en las cuevas de Cantabria. Acompañado por su hija María volvió a Altamira en 1879. Será la niña la primera en ver las figuras en el techo de la cueva. En 1880 Sautuola publicó el hallazgo en el folleto Breves apuntes sobre algunos objetos prehistóricos de la Provincia de Santander, atribuyendo las pinturas a la prehistoria, al periodo paleolítico. A pesar de su lúcido análisis, sus contemporáneos, desde diferentes perspectivas intelectuales, evolucionistas, creacionistas o los incrédulos prehistoriadores del momento, acogieron con escepticismo su planteamiento. Su valor no fue reconocido hasta el descubrimiento de arte rupestre paleolítico en otras cuevas de Europa, principalmente en Francia (Le Mouthe, Combarelles y Font de Gaume). En 1902, el prehistoriador francés Émile de Cartailhac publicó Les cavernes ornées de dessins. La grotte d'Altamira, Espagne. Mea Culpa d'un sceptique. A partir de este momento, la cueva de Altamira adquirió reconocimiento universal, convirtiéndose en un icono del arte rupestre paleolítico.

 

complejo posada san marcos

 

El Complejo San Marcos Hotel & Posada está situado a solo 200 metros del centro histórico de Santillana del Mar. Desde aquí, los huéspedes pueden explorar muchos de los museos de la ciudad, las cuevas de Altamira, Tagle, Ubiarco y Comillas. Queda a poca distancia del puerto y el aeropuerto y la ciudad de Santander están a solo a 30 minutos en coche. Este hotel rural de estilo medieval impresionará a sus huéspedes. Inmerso en la cultura y el rico patrimonio de la zona, goza de un diseño impresionante. Sus habitaciones y suites están magníficamente diseñadas. El hotel ofrece una comodidad sin precedentes, poniendo a disposición de sus clientes una amplia gama de instalaciones y servicios.

 

 

Precios
Fin de semana 1Ad+1niño 1Ad+2niños
2 noches 139€ 169€

 

 

 

El precio incluye

Viaje a la prehistoria
2 noches de alojamiento
Hotel San marcos 4*
Desayuno incluido
1 Entrada al Museo de Altamira
Internet Wi-Fi
Parking gratuito

También te te puede interesar....

Hotel Playaballena (ejemplo mcarmen)

El Playaballena SPA Hotel de 4 estrellas lujoso hotel diseñado para disfrutar de unas fantásticas vacaciones monopar...

Ver más

Scream Nights Octubre

Desde #ViajesMonoparentales te ofrecemos la oportunidad de vivir un fin de semana terrorífico con tu hijo. Prepá...

Ver más

Escapada portAventura

El Puente del Pilar podría ser un momento perfecto para disfrutar de PortAventura, donde la diversión está garantizada. T...

Ver más